domingo, 30 de enero de 2011

Jose Joaquin Veroes

Según el Acuerdo CLEY SC-08/2009 del Consejo Legislativo de Yaracuy para modificar la celebración de la fiesta del Día del Yaracuy el 19 de marzo, en su aparte segundo reza “Se ratifica la fecha 19 de marzo solo para conmemorar el Natalicio del prócer Independentista Coronel José Joaquín Veroes insigne soldado de la independencia Suramericana “
Sobre el Coronel José Joaquín Veroes, muy poco se conoce y existe incongruencia entre los datos referentes a su fecha de nacimiento y muerte. He aquí algunas de ellas:
“El coronel José Joaquín Veroes, prócer de la Independencia, nació en San Felipe El Fuerte el 19 de Abril de 1.789, hijo de la señora Antonio Veroes quien a pesar de su pobreza busco los medios de darle la educación con la ayuda del Señor Rafael Lugo. Tiempo en que empezó a servir a la patria. De soldado duro un mes, de cabo 5 meses, sargento 2 años y 9 meses, subteniente 6 meses, Teniente 8 años, Capitán 2 años, Sargento Mayor 1 año y de Teniente Coronel 1 mes. En 1.812 se incorporo al ejército de Brigadista Simón Bolívar combatió en pantano de Vargas y Boyaca.
Un jueves santo de 1.810 fue trajeando de caballero en un día de fiesta cuando se dirigía al templo se encontró con el hijo de Alfares Real el que al verlo vestido de gala le mando a quietarse la ropa y pisar descalzo, esta ofensa fue tan grave, que Veroes, le dio una bofetada lanzando a tierra de allí huyo al Tocuyo lo ayudo un San Felipeño practicante de la medicina donde le sirvió de ayudante hasta 1.810 que se alisto como saldo en las tropas de la revolución.
El teniente Coronel José Joaquín Veroes falleció en su ciudad natal en 1.855 a los sesenta y seis años y su cadáver fue enterrado en el Antigua Cementerio de las Mercedes en 1.914 fue trasladado por un nieto Joaquín Agüero al Panteón Nacional Murió 08 de Enero 1.855.”
Veroes, José Joaquín. Coronel del ejército del Libertador. (16.12.1942).


Coronel José Joaquín Veroes: Es otro de los héroes yaracuyanos que prestaron su concurso a la causa emancipadora. Nacido en San Felipe, este zambo hijo natural de Antonio Veroes que fue criado como sirviente en casa aparte, tuvo su primer razgo de rebeldía a los 16 años, cuando se presentó el Jueves Santo de 1810 a la Iglesia de San Felipe El Fuerte con una gran cantidad de aditamentos en la ropa que no le correspondían de acuerdo a la clase social a la que pertenecía. Cuando el hijo del Alférez Real le recriminó, José Joaquín Veroes le respondió con una bofetada. La situación que se planteaba lo obligó a huir al Tocuyo, donde quedo al servicio de un médico de apellido Altuve con el cual aprendió los rudimentos del oficio, lo cual le sirvió de mucho posteriormente.
En estas cosas le sorprende la guerra de liberación; al lado del propio Simón Bolívar participa en varias acciones de armas, en Lima militó a las órdenes del general Jacinto Lara y luego en Bogotá con el Libertador.


Coronel José Joaquín Veroez. Es otro de los héroes yaracuyanos que prestaron su concurso a la causa emancipadora. Nacido en San Felipe, este zambo hijo natural de Antonio Veroes que fue criado como sirviente en casa aparte, tuvo su primer razgo de rebeldía a los 16 años, cuando se presentó el Jueves Santo de 1810 a la Iglesia de San Felipe El Fuerte con una gran cantidad de aditamentos en la ropa que no le correspondían de acuerdo a la clase social a la que pertenecía. Cuando el hijo del Alférez Real le recriminó, José Joaquin Veroes le respondió con una bofetada. La situación que se planteaba lo obligó a huir al Tocuyo, donde quedo al servicio de un médico de apellido Altuve con el cual aprendió los rudimentos del oficio, lo cual le sirvió de mucho posteriormente.
En estas cosas le sorprende la guerra de liberación; al lado del propio Simón Bolívar participa en varias acciones de armas, en Lima militó a las órdenes del general Jacinto Lara y luego en Bogotá con el Libertador.
Terminada la guerra regresó a su lar nativo, a una humilde casita sanfelipeña donde se reunía a contar anécdotas en los grandes días de la patria y el aniversario de Simón Bolívar, vestido con el viejo uniforme de la guerra. Murió el 8 de enero de 1855 y cuentan que fue abrazado a un retrato del Libertador. Una estatua en San Felipe y un municipio del Yaracuy llevan su nombre.

José Joaquín Veroes. San Felipe (Yaracuy) 1789 _ San Felipe (Yaracuy) 8 enero 1855
Coronel del Ejército Libertador, intervino como soldado y oficial en la Guerra de Independencia de Colombia, Perú y Venezuela. Su madre, Antonia Veroes o Berois, descendiente de negros africanos, lo confió al cuidado de Agustín Rafael Álvarez de Lugo, abogado, político y justicia mayor de San Felipe. Veroes pudo asistir junto a los hijos de Álvarez de Lugo a la escuela elemental de los padres dominicos y adquirir conocimientos que luego le serían útiles en la carrera de las armas.
Se dice tradicionalmente que el 19 de abril de 1810, Veroes abofeteó al hijo del Alférez real que, a las puertas de la iglesia, en San Felipe, le increpó para que se quitara las botas, el traje y la capa que llevaba, pues este tipo de vestimenta sólo podían lucirla los blancos pertenecientes a la nobleza; el incidente le obligó a huir de la ciudad y refugiarse en El Tocuyo.
El 1º de mayo de 1810 se alistó como soldado del Ejército republicano en la Campaña de Coro al mando del marqués del Toro; combatió en las acciones de Pedregal, Sabaneta de Carapa, Cañizos, San Antonio y Chivacoa; el 1 de junio es ascendido a cabo y el 7 de noviembre a sargento. Participó en la Guerra a Muerte y tomó parte en los combates de Los Taguanes el 31 de julio de 1813, Bárbula el 30 de septiembre y en Las Trincheras el 3 de octubre de 1813; donde derrotaron a las tropas de Domingo de Monteverde; el 29 de agosto de ese mismo año, alcanzó la condición de oficial al ser ascendido a subteniente.
Hasta junio de 1814 luchó al mando de Luciano D'Elhuyar en el sitio de Puerto Cabello; el 14 de marzo de ese año le otorgaron el grado de teniente. Derrotada la República, emigró a oriente donde participó en la batalla de Aragua de Barcelona el 17 de agosto de 1814 y en las acciones de Los Colorados y Urica junto a los generales José Félix Ribas y José Francisco Bermúdez. Cae prisionero el 15 de febrero de 1815 y permanece recluido en los presidios de Puerto Cabello y Cartagena de Indias hasta el 29 de noviembre de 1818, cuando logra escapar en una goleta inglesa; después de vagar por las islas del Caribe, llega a Río Hacha en mayo de 1820 y se incorpora a la división del coronel Mariano Montilla, con quien interviene en varias acciones de guerra. Participa en el sitio y toma de Cartagena en 1821 y en la pacificación de Santa Marta en 1823.

Transferido al Perú el 1 de julio de 1824, tomó parte en el sitio y rendición de El Callao a las órdenes del general Bartolomé Salom (1825-1826). Para entonces había obtenido ya el ascenso a teniente coronel. El 24 de julio de 1826, el Libertador le otorgó el despacho de coronel graduado.
Disuelta la Gran Colombia, retornó a su ciudad natal donde el gobierno le concedió licencia con reconocimiento de sus grados militares, y allí residió hasta su muerte. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 16 de diciembre de 1942. O.A.P.
Bibliografía: Perazzo, Nicolás. (1955) Evocación de José Joaquín Veroes: ilustre prócer de la Independencia. Caracas: Imprenta Nacional/ Reyes Zumeta, José Policarpo (1940) El ilustre prócer de la Independencia suramericana coronel José Joaquín Veroes. Caracas: s.n. Iconografía: Retrato, Los héroes epónimos, Caracas, Academia Nacional de la Historia, 1982. (Tomado de Diccionario Multimedia de la Fundación Polar)


De origen muy humilde, José Joaquín Veroes ganó en el campo de batalla el grado de general. Fue sargento en el ejército de la Primera República y ascendió a oficial con Bolívar en la Campaña Admirable
Un día como hoy, el 27 de agosto de 1789, nace en Cocorote, próximo a San Felipe (Yaracuy), José Joaquín Veroes, quien llegó a ser uno de los ilustres próceres de la Independencia.
Hijo de una negra, Antonia Veroes, quien servía de doméstica, fue criado en el hogar de la familia Álvarez de Lugo, oriunda de Las Palmas (España) y residenciada en San Felipe. Desde niño dio muestras de su carácter y valentía.
Se incorporó al ejército del Marqués del Toro (Francisco Rodríguez) en defensa de la Primera República y obtuvo el grado de sargento por su valor frente al enemigo. Después de la capitulación de Francisco de Miranda, se unió al Libertador Simón Bolívar en la Campaña Admirable, en 1813, y obtuvo el grado de teniente por mérito de guerra. Combate en Las Trincheras (Carabobo), Vigirima, el sitio de Puerto Cabello. Fue hecho prisionero en febrero de 1815 y se fugó en 1818, combatió en las Antillas y en 1824 fue destinado a la campaña del Perú. En 1826 es nombrado coronel y otorgada la medalla de la Orden de los Libertadores.
Después de fallecido Bolívar se radica en San Felipe, donde se dedica al cultivo de la tierra.
José Joaquín Veroes murió en el año 1855, a los sesenta y seis años de edad.(Publicado en diario VEA,)



José Joaquín Veroes. San Felipe (Yaracuy) 1789 - San Felipe. Enero 1855.
Combatiente desde 1810 en la causa emancipadora de su patria, cuando de soldado concurrió a la campaña de la provincia de Coro (noviembre) en la expedición militar del brigadier Francisco Rodríguez del Toro, IV marqués del Toro, posteriormente sirvió como oficial durante la I y II República de Venezuela(1811-1814), combatiendo en innumerables acciones de armas contra el ejército realista. En 1815 cayó prisionero y durante tres años padeció cautiverio en los castillo de Puerto Cabello y Cartagena de Indias.
En 1820 logro incorporarse en el Magdalena (Colombia) a las fuerzas expedicionarias del coronel venezolano Mariano Montilla, participando en la expugnación definitiva de Cartagena (1821) y en la pacificaci6n de Santa Marta (1823).
En 1824 fue destinado al Perú donde se halló en el asedio del Callao hasta la capitulaci6n de la guarnición realista de esta plaza (1826).Los restos mortales del coronel José Joaquín Verdes reposan en el Panteón Nacional de Caracas.
Bibliografía: Diccionario de próceres militares de la independencia de Venezuela


Veroes, José Joaquín .San Felipe (Yaracuy) 1789 _ San Felipe (Yaracuy) 8 enero 1855
Coronel del Ejército Libertador, intervino como soldado y oficial en la Guerra de Independencia de Colombia, Perú y Venezuela. Su madre, Antonia Veroes o Berois, descendiente de negros africanos, lo confió al cuidado de Agustín Rafael Álvarez de Lugo, abogado, político y justicia mayor de San Felipe. Veroes pudo asistir junto a los hijos de Álvarez de Lugo a la escuela elemental de los padres dominicos y adquirir conocimientos que luego le serían útiles en la carrera de las armas.

Se dice tradicionalmente que el 19 de abril de 1810, Veroes abofeteó al hijo del Alférez real que, a las puertas de la iglesia, en San Felipe, le increpó para que se quitara las botas, el traje y la capa que llevaba, pues este tipo de vestimenta sólo podían lucirla los blancos pertenecientes a la nobleza; el incidente le obligó a huir de la ciudad y refugiarse en El Tocuyo.

El 1º de mayo de 1810 se alistó como soldado del Ejército republicano en la Campaña de Coro al mando del marqués del Toro; combatió en las acciones de Pedregal, Sabaneta de Carapa, Cañizos, San Antonio y Chivacoa; el 1 de junio es ascendido a cabo y el 7 de noviembre a sargento. Participó en la Guerra a Muerte y tomó parte en los combates de Los Taguanes el 31 de julio de 1813, Bárbula el 30 de septiembre y en Las Trincheras el 3 de octubre de 1813; donde derrotaron a las tropas de Domingo de Monteverde; el 29 de agosto de ese mismo año, alcanzó la condición de oficial al ser ascendido a subteniente.
Hasta junio de 1814 luchó al mando de Luciano D'Elhuyar en el sitio de Puerto Cabello; el 14 de marzo de ese año le otorgaron el grado de teniente. Derrotada la República, emigró a oriente donde participó en la batalla de Aragua de Barcelona el 17 de agosto de 1814 y en las acciones de Los Colorados y Urica junto a los generales José Félix Ribas y José Francisco Bermúdez. Cae prisionero el 15 de febrero de 1815 y permanece recluido en los presidios de Puerto Cabello y Cartagena de Indias hasta el 29 de noviembre de 1818, cuando logra escapar en una goleta inglesa; después de vagar por las islas del Caribe, llega a Río Hacha en mayo de 1820 y se incorpora a la división del coronel Mariano Montilla, con quien interviene en varias acciones de guerra. Participa en el sitio y toma de Cartagena en 1821 y en la pacificación de Santa Marta en 1823.

Transferido al Perú el 1 de julio de 1824, tomó parte en el sitio y rendición de El Callao a las órdenes del general Bartolomé Salom (1825-1826). Para entonces había obtenido ya el ascenso a teniente coronel. El 24 de julio de 1826, el Libertador le otorgó el despacho de coronel graduado.

Disuelta la Gran Colombia, retornó a su ciudad natal donde el gobierno le concedió licencia con reconocimiento de sus grados militares, y allí residió hasta su muerte. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 16 de diciembre de 1942. O.A.P.

Bibliografìa: Perazzo, Nicolás. (1955) Evocación de José Joaquín Veroes: ilustre prócer de la Independencia. Caracas: Imprenta Nacional/ Reyes Zumeta, José Policarpo (1940) El ilustre prócer de la Independencia suramericana coronel José Joaquín Veroes. Caracas: s.n. Iconografìa: Retrato, Los héroes epónimos, Caracas, Academia Nacional de la Historia, 1982. (Tomado de Diccionario Multimedia de la Fundación Polar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...