jueves, 27 de marzo de 2014

Entrevista imaginaria a Ezequiel Zamora: Yo no firme ninguna proclama cambiando el nombre de provincia a estado Yaracuy


Todo sudoroso montado  a caballo logramos alcanzar al General Ezequiel Zamora a su salida de la ciudad de San Felipe el 29 de marzo de 1859, hizo un alto junto al ejercito de unos pocos hombres para atendernos.
 

 

 

-Desde su entrada por Coro ¿Ha puesto en práctica los postulados del Partido Liberal?

-Claro, eso fue lo que nos propusimos cuando nos reunimos en Caracas en 1958, allí el General Falcón propuso que la columna vertebral fuera la doctrina federal, aunque en la época de formación del Partido  reclamamos el cumplimiento de la Constitución de 1830.

-¿Pudiera indicarnos ¿Cuál fue la estrategia desde esa fecha para el alzamiento?

-Bueno, en esa reunión presidida por el General Juan Crisóstomo Falcón,  se nombraron para cada provincia unos centros y en ellos al frente estuvieron que me acuerdo en Yaracuy a Agustín Rivero, Antonio Salón, eso nos permitió que cuando llegáramos fuera muy fácil hacernos del gobierno y por supuesto serian ellos los nombrados como primera autoridad. Le cambiaríamos el nombre a estados,  habría descentralización administrativa, tribunales propios e independientes. Es decir esa era el centro del programa.

-¿Cómo le fue en San Felipe?

- Bueno, como le dije aquí habían unos centros ya formados en forma clandestina por supuesto, y cuando llegamos fue fácil. En primer lugar la unidad del Partido Conservador se había facturado, en Yaritagua porque ya se avecinaban unas elecciones y el gobernador Isava aspiraba a la relección pero en la junta electoral había gente del contrario y   los sustituyo y eso trajo malestar.

A tal punto,  que la gente se alzó y amenazaba con unirse a la provincia de Barquisimeto y cuando llegue  todo fue fácil.

Allí nombre a los que fueron jefe de centros como primeras autoridades en una reunión que se hizo en la plaza, por supuesto que todo preparado, lance una proclama para animar a la gente y  ahora me voy.

-¿Pudiera repetirnos lo que dijo?

"Occidentales: yo obedezco al movimiento con que me honráis; hijo del pueblo e idólatra de la libertad, yo me hago un deber con vosotros; yo os ofrezco el sacrificio de mi existencia si fuere necesario, para restablecer la República, para plantar la Libertad, para hundir los tiranos.

Compañeros y amigos:

Yo me siento con suficientes fuerzas para afrontar a los tiranos, me las habéis dado, me las comunicáis con honrarme con vuestra confianza, escogiéndome como otros para la gran empresa de la libertad.

Compañeros y amigos:

Vosotros me abrumais de gratitud, y me empeñare en hacerme acreedor à los poderes que me otorgais. Yo no veré obstáculo en la marcha gloriosa de vuestras armas, proscribiendo la palabra IMPOSIBLE cuando se trata de la FEDERACION DE LIBERTAD, Por donde quiera, yo os aseguro, vosotros encontrareis los soldados de la gloria, eclipsando las grandes acciones de los Griegos y los Romanos, cuando se sacrificaban por la Patria y por los Dioses.

¡Soldados de la Federación!

La suerte de las armas nos acompaña, o mejor dicho, la razón de nuestra causa nos prepara el camino de la gloria y nos ofrece un nombre en la posteridad.

Acabáis de batir y poner en fuga vergonzosamente a los que osaron contestar con el grito de guerra a la voz dulce y consoladora de FEDERACION; dígalo si no La Boca del Yaracuy, las playas del Palito y la ciudad de San Felipe, del 22 al 27, en solo cuatro días, tres acciones y tres victorias. El 22 de los corrientes encontramos al enemigo enseñoreándose en La Boca de Yaracuy, fiado en lo exquisito de una posición militar, pero a los primeros tiros de nuestra valiente, y al ver cómo pasan el rio sin auxilio de canoa y con el denuedo de hombres libres abandonaron sus posiciones dejando algunos muertos y elementos de guerra.

En El Palito se detienen los enemigos, luchan atrincherándose en las casas, pero cuando viene el día y vuelven nuestras tropas à la carga, huyen despavoridos, según tienen de costumbre.

Ellos dejan en completo desorden los tristes restos de los seiscientos soldados, sus armas, sus caballos, botan los equipajes no pueden con las insignias, abandonan sobre las riberas del mar la rica bandera que flameaba entre sus filas; esto sucede en la noche del 23 y 24.

El 28, ayer a las cuatro de la tarde, entramos en esta ciudad, y los habéis visto como dejan el campo à los primeros fuegos, entregándonos sus municiones, sus armas, sus caballos y sus soldados.

¡Pueblos de Occidente!

Ha llegado el momento de vuestro pronunciamiento: proclamad el evangelio práctico de los principios políticos. La igualdad entre los venezolanos, el imperio de la mayoría, la verdadera República, de la Federación. El ejército federal será la vanguardia de esta cruzada de gloria. Triunfará la bandera de la Federación o me veréis sucumbir bajo las bayonetas del centralismo de la tiranía.

San Felipe 29 de marzo de 1859.

Ezequiel Zamora

-¿Cuál fue el cambio?

-Nada, estamos en guerra, en contra de lo que dice la Constitución de 1830, la aspiración es que si triunfamos, haya cambios. Además que podemos cambiar entre ayer y hoy, cambiamos de nombre del territorio de provincia a estado, y de autoridades que son nuestros aliados del Partido,  lo demás sigue igual los limites,  la gente, el presupuesto porque no manejamos las finanzas.

Muy triste quedo el general Ezequiel Zamora, cuando le dije que el estado Coro y el de Yaracuy tendrían solo unos días de vida, pues las tropas centralistas en unos días se harían de nuevo del gobierno.

Bueno general muchas gracias por el tiempo. Al alejarme, un jinete a caballo se me acerco y en un susurro me dijo, - Mire esa proclama que le acaba de decir el general no la hizo el,  se la redacto mi coronel Felipe Guerra

 

 

 

 

 

lunes, 24 de marzo de 2014

Entrevista imaginaria a Juana Elisa del Carmen López: Pedí solo que buscaran una fecha para celebrar el Día del Yaracuy


Como todas las tardes salía al jardín al frente de su casa en la calle 16 en San Felipe, a regar sus matas de cayena.

Con un camisón más  abajo de la rodilla, atado a la cintura con una cinta de la misma tela, unas alpargatas negras todas cerradas, el cabello recogido a la nuca, agarraba el agua que tenía almacenada en una lata mantequera con otra más pequeña y la desparramaba  sobre las matas de cayena roja, sembradas  a la orilla de la cerca construida en tela metálica de grandes huecos.

Hizo un alto a la labor y accedió a la conversa.

-¿Por qué introdujo una carta ante la Asamblea Legislativa de Yaracuy para que se fijara una fecha para celebrar el Día de Yaracuy?

- Muchos de los estados de Venezuela tiene una fecha para celebrar, los que tiene nombre de prócer lo hacen en el día del nacimiento de él y aquí no lo había. Y entonces tuve la idea. Introduje una carta y los diputados  tomaron la decisión del 28 de marzo

-¿De qué año estamos hablando?

- Recuerdo  que era el gobierno del presidente  Atilio Araujo en 1945


 

- ¿Por qué tomaron esa fecha de 28 de marzo?

-Porque en un 28 de marzo de 1864, con la Constituían se establecen 20 estados federales  y estos, a su vez, estarían divididos en distritos y municipios. Y es que las provincias, nominación que respeto la gesta emancipadora continuo y en 1864 dice el primer artículo que “Las provincias de Apure, Aragua, Barcelona, Barinas, Barquisimeto, Carabobo, Caracas, Cojedes, Coro, Cumaná, Guárico, Guayana, Maracaibo, Maturín, Mérida, Margarita, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Yaracuy, se declaran estados independientes y se unen para formar una Nación libre y soberana, con el nombre de «Estados Unidos de Venezuela».

-¿Y durante cuantos años se celebró el Día de Yaracuy el 28 de marzo?

- En 1945 se dio el Acuerdo de la Asamblea Legislativa y comenzó a celebrarse ese año, cuando  se cumplían los 81 años de haber sido elevado el Estado Soberano del Yaracuy, tomando en cuenta que  la Constitución del 28  de marzo de 1864 deroga  todo el articulado de 1830 y en cuanto a lo político- territorial aumenta la autonomía de las antiguas provincias que reciben además el nombre de estado y con ellos se conforma la Republica que pasa a llamarse Estados Unidos de Venezuela, nominación que dura hasta la constitucional de 1953.

Por ahí, circula una reseña publicada en el diario EL UNIVERSAL de 1949 cuando ya se tenían unos cuantos años celebrándose  los actos  cada 28 de marzo, porque la celebración del Día de Yaracuy en esa fecha se hizo hasta el año 1959. Fueron 14 años.

¿Y hubo algún cambio?

-Si, en vista de que ese día era día de todos los estados de Venezuela, y la idea que tuve era que fuera un día solo para Yaracuy, que lo distinguiera de los otros, volví a escribir otra carta, haciéndoles ver eso. Y ahí en 1959 tomaron la decisión de cambiarlo al 19 de marzo, que era la fecha de nacimiento.

Cuando eso, era  el Dr. Genaro Verde Ortega, el encargado de la Gobernación del estado Yaracuy.

¿De las dos fechas cual es más permanente?

-Bueno, fíjese en el año que estamos 2009 y todavía se celebra el 19 de marzo, van  50 años y la otra fecha fueron 14 años.

Bueno señora un honor haber conversado con Usted, cuando tenga dudas volveré por aquí.

*Juana Elisa del Carmen López o Ana Elisa López, fue escritora yaracuyana de su tiempo. Pionera de la celebración del nacimiento del territorio.

 

Entrevista imaginaria a Pedro Pablo Guedez: promotor del surgimiento de la unidad político-territorial de Yaracuy


San Felipe  en la quinta década del siglo XIX,  continúo con su categoría de ciudad otorgada por el rey de España en 1729. Ya superado los estragos del terremoto de 1812, el paso de Domingo de Monteverde, de la nueva ciudad apartaron el Fuerte y se quedó San Felipe, a secas.

Amplias casonas poblaban las calles, en esta República, nacida alrededor de 1830. A su alrededor, florecían plantaciones y haciendas, tenía muy pocas industrias adecuadas a la época y el comercio era prospero, resultado de las importaciones.

Y como consecuencia de estos sectores productivos debían de pagar elevados impuestos Al gobierno de la provincia de Barquisimeto, al cual se inscribía este cantón del  valle medio, desde 1832.

Los habitantes, se quejaban ante los Diputados, uno de ellos José Joaquín Veroes, por el mal estado de las vías de comunicación, que no permitían una comunicación fluida;  los servicios de salud y de educación.
 

El malestar cada día crecía y  un periodista de la época, Pedro Pablo Guedez, desde el semanario “El Yaracuyano”, empezó alentar la idea de separarse de Barquisimeto. Sentado en un sillón, lo encontramos, revisando el ejemplar que llevaría  al otro día a Valencia, ciudad donde se editaba.

¿Por qué siente la necesidad de separase de Barquisimeto?

-Quienes vivimos en San Felipe, vemos que se nos retribuyen los impuestos que pagamos. De aquí salen productos agrícolas más que de Barquisimeto y sus pueblos porque aquello es un peladero de chivo, y ellos tienen de todo y nosotros no.

¿Usted siente que  hay equilibrio?

-No, hay mucha desigualdad entre ellos y nosotros, a pesar que estoy seguro que nosotros contribuimos más que ellos

-¿Y cree usted que puedan lograr la separación?

-De creer, creer no estoy seguro pero estamos haciendo el intento, ya  hicimos una petición al Congreso, pero el  gobernador  no está de acuerdo en que nos separemos de Barquisimeto. Estamos a la espera.

¿ Y cuál es su contribución?

-Desde el periódico escribo y digo las cosas para que la gente se entere. Pienso que si se crea otro territorio, podemos tener nuestras  propias autoridades y no pagar impuestos allá, sino que se quedaría aquí.

Pedro Pablo Guédez, dirigió “El Yaracuyano”, editado en Valencia en la imprenta de Luis Pérez. Hacia 18 55 el dueño y la imprenta llegan al cantón San Felipe y el periódico seguía circulando justo hasta después del nacimiento de Yaracuy.

En su honor el Concejo Municipal de San Felipe creo el “Premio municipal de periodismo Pedro Pablo Guedez”, que durante  administraciones pasadas  cambiaron el nombre.

Este 19 de marzo como se hace desde hace cuatro años, cuando el gobernador de Yaracuy, Julio León, en forma inconsulta, sin fundamento histórico, ni jurídico, cambio la fecha de celebración del nacimiento del territorio yaracuyano, un grupo se dirigió a la plaza Bolívar de la ciudad capital, a ofrendar una corona de flores naturales, pero un piquete de policías  impidió el acceso.

Puntual a las nueve de la mañana, estaban allí los que iban a ofrendar, en una actividad que demoraría cinco minutos, pues allí también se había planificado otra con motivo del Día del artesano, que comenzó a eso de las diez de la mañana.

Pero desde hace cuatro años ha sido así, que el Ejecutivo realiza un evento paralelo, pues anteriormente el Consejo Legislativo, celebraba el nacimiento del prócer José Joaquín Veroes, a las diez de la mañana.






 

Más de una docena de uniformados restringió el paso, a un espacio público que pertenece a todos los ciudadanos y apunto la persona encargada del operativo, que cumplía órdenes de sus superiores. El grupo al querer avanzar fue retenido por una columna, incluso uno de los policías desmigajo la parte superior de la corona.   

En vista de esto, y la persistencia del piquete de no permitir la entrada,  una comisión se acercó hasta la Secretaria de seguridad ciudadana, hablar con el responsable de esta, para que asintiera y  la negó y planteo que si querían,  hicieran la ofrenda en la tarde.

Ante esto, se decidió desde la parte posterior de la cerca que rodea el pedestal de la estatua del Libertador, lanzar las flores al compás de las notas de “Alto la fama pregonas/ mis gloriosas tradiciones”/ aunque la policía trato de impedirlo, formando una columna adosada a la cerca, empujando y cercando a quien fuera, pues su interés era impedir a como diera lugar, la ofrenda floral.

CAMBIO DE FECHA DEL DIA DE YARACUY UN CONTRASENTIDO

Cumplido esto, el grupo se retiró, y al pie de las escaleras Dinorath Puertas dio unas breves palabras sobre la fecha ” la decisión del cambio de fecha para la celebración del Día de Yaracuy, ha estado separada de los lazos que une cada rincón de Yaracuy. Se nos introdujo en un espacio donde un pueblo se dividió en dos con una historia sesgada, incapaz de sostenerse y solo relacionada por el paso casual de Zamora por la provincia de Yaracuy.

Agrego que “en este sentido, los valores de las personas constituyen los cimientos de una sociedad, son los que movilizan, hacen aceptable o no las decisiones de quienes la toman, por eso los valores nos identifican con la fidelidad a nuestro pueblo, la cultura, trastocarlos lleva a perder el reconocimiento del sacrifico de otros por el logro de nuestra independencia. Por eso estamos aquí, para no permitir que la garganta oscura del olvido cierre la puerta historia tras de sí”

EJECUTIVO TOMA LAS ATRIBUCIONES DE LA ALCALDIA DE SAN FELIPE

Es de destacar, que las plazas según lo señala la Ley Orgánica de Régimen Municipal, su limpieza, arreglo y ornato y más es  competencia de la Alcaldía, sin embargo es deber notificar ante la Oficina de coordinación de tránsito, vialidad y transporte público, que en la plaza se va a realizar una actividad, y así se hizo.

Posteriormente, informó el responsable de esa oficina, que la directora general de la Alcaldía, le notifico que esa plaza, ahora era competencia de la Gobernación, pero en Atención al Público de esta, desconocen esa nueva normativa.

De todas formas al final del evento, que se despidió con “Alto la fama pregona”, de Sosa y Ramírez, se invitó a la misma hora y lugar el venidero 19 de marzo del 2015

Un 19 de marzo de 1855 el nacimiento de Yaracuy modifica la cartografía venezolana


El 19 de marzo de 1855  el mapa territorial de Venezuela se modifica. Por un Decreto del entonces presidente de la Republica, José Tadeo Monagas, emerge un nuevo territorio, Yaracuy.

Según la Teoría del Nacimiento, la personalidad comienza en el momento del nacimiento, este es el criterio universalmente aceptado y si se aplica al territorio, Yaracuy nació el 19 de marzo,  y si algo hay que celebrar es esta fecha.

En honor al caudaloso rio que lo cruzaba, bautizaron el nuevo territorio como Yaracuy, y que años más tarde el poeta Pedro María Sosa inmortalizara en el Himno, hoy indirectamente protegido como Bien de interés cultural  “Mientras riegue el valle el rio/, Yaracuy que su nombre me ha dado”

Pero no fue de gratis que se firmó el Decreto, fue por iniciativa de los habitantes del cantón San Felipe, que molestos ante la ausencia de servicios, opto por solicitar la separación de la provincia de Barquisimeto, a la cual se adscribían  administrativamente y desde lo territorial desde 1832. 

Y comenzaron a trabajar en esto, reuniendo firmar para dirigir la petición de la separación ante el Ejecutivo, y desde allí se solicitó ante los respectivos gobernadores de las provincias de Barquisimeto y Carabobo  sus opiniones, y aunque el gobernador de la provincia de Barquisimeto Martin Aguinagalde, se opuso al igual que el de Carabobo al pedimento de los sanfelipeños y yaritagueños,  se introdujo el proyecto de división.

Ya en las Cámaras Legislativas en el año 1855 y tras  largos y acalorados debates en las cuales intervinieron corno ardientes defensores los representantes el Coronel Hernenegildo Meléan, por Carabobo; Presbítero doctor José Ramón Agüero y Juan de la Cruz Sequera, por Barquisimeto; el Senador Ramón Viñas por Portuguesa y otros.

A lo largo del debate, también surgieron nuevas propuestas  y fue aprobado por ambas Cámaras el 15 de marzo y cuatro días después el Presidente José Tadeo Monagas colocó el ejecútese.

 

Para esos días, las unidades políticas territoriales eran conocidas como provincias y así se llamó la nueva, a la cual se le crearon otros cantones además de los dos existentes como lo fueron Yaritagua y San Felipe que formaban parte de la Provincia de Barquisimeto, y el Cantón Nirgua, que formaba parte de la Provincia de Carabobo.

El mismo decreto, creaba dos cantones más: uno formado por las Parroquias Chivacoa, Campo Elías y Urachiche, y el Cantón Sucre, formado por las Parroquias Guama, Aroa y San Pablo. De manera que se nombraron las autoridades  del Poder Ejecutivo, Legislativo, se le asigno población, limites que fueron ratificados un año después en la Ley de división político –territorial  y que son los mismo del 2014.

El nuevo espacio geográfico, tuvo elementos de orden material como territorio propio, población, a lo que se le agrego, la comunidad de valores y creencias y su población, sus instituciones a excepción de lo judicial que por varios años siguió dependiendo de Barquisimeto.

Años más tarde, por la Constitución Federal del 28 de marzo de 1864, las Provincias que formaban la Unión Venezolana recibieron el nombre de Estados y, por tanto, la entidad recibió el nombre de Yaracuy, con los mismos elementos citados.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...